14 de noviembre de 2016

Tú decides si comprar o no esa moto

¡Aviso! me estoy empezando a saturar de tanto uniforme. 
Sin ánimo de escribir una entrada ácida, destinada a la crítica por la crítica o a la queja sin más, quiero compartir aquí que empiezo a notar cierto hastío al leer cada vez más páginas Webs idénticas y mensajes miméticos en cada vez más emprendedores y emprendedoras. 

Los diversos cursos y talleres de alto impacto  que van a cambiar tu vida transformándote en la persona de éxito que siempre has soñado, se anuncian en innumerables Webs, facebooks y twitters. Los nombres de los autores y autoras, que no te suenan de nada, componen una numerosa tropa de profesionales sonrientes, realizadas y exitosas, en sus palabras y Webs, dispuestísimas a compartir contigo sus secretos y herramientas para llegar al escalón más alto. 

Todo esto sucede en un contexto de mensajes banales y peligrosos con los que nos instan a soñar, a perseguir tus sueños, sea cual sea el precio, a levantarte siempre que te caigas, a creer en ti, a que si quieres puedes...y no digo que no haya que creer en una misma, en uno mismo, en eso estoy totalmente de acuerdo. Lo que me chirría es el cómo. 

Soy psicóloga y de autoestima y de su fragilidad sé algo. La realidad es que no siempre es fácil creer en uno mismo y por otro lado, no es algo estable e inamovible. Hace falta mucha consciencia, trabajo personal y aceptación verdadera para empezar a deshacerte de los lastres entrenados durante toda una vida. Por lo tanto, lo natural es que haya momentos de más confianza y otros de menos, ámbitos en los que sientas absoluta seguridad y otros en los que andes con total inseguridad. A la autoestima hay que mimarla, cuidarla y encontrar qué es lo que la mantiene sana y fuerte en ti. EN TI, ese es el secreto: qué es lo que TÚ necesitas. 

Si eres emprendedor o emprendedora reciente o si estás en proceso de cambio de carrera, te voy a dar un consejo, aunque no me gusta hacerlo a ciegas y sin que me lo pidas: mírate al espejo y encuentra cuales son TUS claves de éxito personal. 

No digo que no haya recursos maravillosos que puedes aprender con otros profesionales, estaría tirando piedras contra mi tejado. Lo que quiero decir es que no tienes que usar las mismas fórmulas si no van contigo. No tienes que mimetizarte con nadie que no tenga tu estilo, tus valores, tu experiencia, tu saber y tu querer. Que es fundamental que te conectes primero contigo y tu bagaje y desde ahí bienvenidos todos los cursos, talleres y recursos que necesites y quieras. 

El éxito social no es ni posible ni auténtico si no empiezas por tu éxito personal. Tener una cuenta de twitter abarrotada de seguidores puede sonar muy seductor, aunque yo creo que lo importante es encontrar tu manera de hacer las cosas. Y esa manera es la que ya estás usando en tus relaciones personales, familiares, en tu manera de hablar, en tu forma de moverte. Obsérvate, conecta con quién eres tú y desde ahí adelante, aprende de otras personas, modélalas (deja que te inspiren), acude a sus talleres o compra sus libros, sin perder nunca de vista quién eres. 

Resulta fácil dejarse llevar por la corriente, más cuando es tan numerosa y tan visible. Cuando hoy vivimos en un mundo en el que los escaparates para exhibirse son gratuitos y on-line. Cuando los mensajes son repetitivos y contagiosos. Hace falta solidez interior, mucha solidez que conseguirás mirando también hacia dentro. 

Si crees que podemos apoyarte desde el coaching, el asesoramiento o la intervención psicosocial en tu conexión con tu éxito personal, contáctanos y pregúntanos: info@kaiden.es 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada